1/2/11

Comunicado de la Mesa de Niñez de La Cámpora Capital sobre la baja en la edad de imputabilidad


“… los únicos privilegiados son los niños…”
Evita


Mesa de Niñez
Estamos asistiendo nuevamente a un conocido engaño por parte de los medios y dirigentes políticos irresponsables hacia la sociedad; nuevamente el tema elegido es la inseguridad.
Un nuevo caso, dramático y doloroso, es usado; por los medios de comunicación y dirigentes opositores que usan a la inseguridad como único caballito de batalla; para llevar agua para el propio molino.
Mezquina y obscenamente se pone a los pibes como los enemigos número uno de la sociedad, se los estigmatiza; se repite una y mil veces cada situación en que un menor de edad está implicado, para que parezcan mil hechos.
No existe en nuestro País ninguna estadística que indique un grave problema de criminalidad violenta de adolescentes entre los 14 y los 16 años; sin embargo observamos diariamente como se nos intenta hacer creer que el problema de la violencia y el delito en nuestra sociedad es responsabilidad de los pibes, y en especial los pibes de los barrios populares de las grandes ciudades.
Poner a los pibes en el eje de la discusión sobre seguridad es mezquino, electoralista e irresponsable. Ningún  pibe es narcotraficante, no manejan prostíbulos, no hay  pibes que sean jefe  de una red  de trata de personas, no conocemos casos de chicos que manejen un taller clandestino y tengan a personas en situación de esclavitud; los desarmaderos, son llevados adelante por mayores de edad; las bandas de secuestradores nunca tienen a un menor de 16 en sus filas. No hay ningún caso de evasión impositiva que tenga a un piba de 15 como responsable. Los pibes no lavan plata. Y por supuesto ningún pibe de 14 endeudo al País, dejándolo en la miseria.
Por supuesto es más fácil signar como responsables de todos los males a un pibe de 15 años que a los verdaderos culpables.
Lamentablemente  hoy la discusión sobre la violencia, el delito y la responsabilidad de los menores de edad carece de seriedad, profesionalismo y además muchas veces es cobarde. Los mismos que quieren volver al neoliberalismo, esos que añoran la década nefasta del ‘90 le mienten a la sociedad, nos quieren engañar poniendo a los pibes como los máximos responsables de las situaciones que pasan. El bombardeo mediático contra los pibes es peligroso y obsceno.
La pretensión de bajar la edad  imputabilidad es meter a los niños y a los adolescentes en el mismo Código Penal con las mismas penas que los adultos y es un retroceso como sociedad que no podemos permitir. Hay que adecuar nuestra legislación a las garantías que exige la Convención Internacional de los Derechos del Niño.
Necesitamos una ley de responsabilidad penal juvenil, que respete todos los pactos internacionales, en el marco de un modelo que promueva un juzgamiento con las garantías del debido proceso y que toma como principio orientador la aplicación de pena privativa de la libertad como último recurso.
Necesitamos un debate serio y responsable. Que no sea meramente electoralista y que no responda a las urgencias, modos y formas de los grupos monopólicos.



Convencidos de que “nadie se realiza en una comunidad que no se realiza”, te invitamos a contactarte para hacernos llegar tus dudas, consultas o sugerencias vinculadas a la temática de niñez y adolescencia.
  Escribinos a infancialacampora@gmail.com

1 comentario:

Mariano dijo...

excelente interpretacion y muy claro
ojala todoel pueblo pensara igual y empezaran a escuchar más a periodistas neutrales y no creer una sola version o verdad.