19/4/12

Lo que nos dejo el temporal

El último sábado 14 de abril los compañeros de La Campora Villa 21-24 iniciaron la actividad militante con la premisa de seguir ayudando a los vecinos en la colocación de las chapas en el techo y acercar el alimento y la ropa donada por los compañeros a quienes más lo necesitan. Partieron en la recorrida donde se íba compartiendo con los vecinos su preocupación, algunos habían podido colocar el techo, pero habían perdido todo lo que tenían. Nos agradecían las ayudas y la compañía pero se quejaban por la desidia del Gobierno de la Ciudad que no apareció y que en el mejor de los casos pasó y prometió pero todavía no cumplió su deber. En la recorrida estaba agendado el paso por la casa de Martincito, un vecino de catorce años que vive con su mama y sus tres hermanos en dos habitaciones pero una se había quedado sin techo. Le llevaron alimento y ropa pero el panorama estaba más complicado que la semana pasada. El techo no estaba colocado y las paredes que lo soportaban en parte estaban demolidas, no soportaron las rajaduras y cedieron. Ante tamaño hecho los compañeros se comprometieron a una jornada solidaria mas y a sacar los escombros de la casa y reconstruir esa habitación de tres por cuatro de nuevo desde cero. Sabían que tenían que llegar con comida y ropa a la zona más afectada por el temporal, la vera del Riachuelo, con una mayoría de casas de chapa, madera y cartón fue la zona más afectada. Fueron para allá con la idea de estudiar la situación y organizar la ayuda de ahora en más en ese territorio que es el más complejo y vulnerable. Volvimos a escuchar las quejas sobre el olvido del Gobierno de Macri, que las chapas, colchones y frazadas se estaban repartiendo mal o ni siquiera eso, que había mucha gente durmiendo a la intemperie porque el temporal se les había llevado toda la casa al Riachuelo y que el BAP ni el 108 responden o se acercan. Durante la recorrida se fueron a encontrar con Cristina Inca, la mama de Facundo Correa, el joven de 14 años que murió por la caída de un árbol en su casa durante el temporal. En una charla de una hora con nuestra comunera Victoria Colombo nos comento como fue el suceso, su dolor e indignación porque los referentes Macristas en la Villa no habían sacado el árbol cuando ella venía haciendo los reclamos hace años. Que Macri la convirtió en una Madre del Dolor y que no iba a parar hasta verlo y poder decírselo a la cara. Le ofrecieron su pesar y acompañarla en todo lo que necesite para salir de este duro momento. Su vecina Nélida también perdió su casa por el mismo árbol, está viviendo en lo de una vecina que le prestó una habitación para que viva con sus dos hijas, le acercaron ropa y comida y le ofrecieron su apoyo para lo que necesite. El panorama a una semana solo mejoro por el ímpetu de los vecinos en solucionar sus problemas y la solidaridad de compañeros y vecinos con el otro porque si tienen que esperar algo del Gobierno Macrista, el panorama sería peor que el de la semana pasada.